Live Chat Software

Museo de James Bond

Tecnología y aventura a 3.000 metros de altura:

El nuevo museo de James Bond, situado en la cumbre de una montaña en la misma zona donde se filmaron algunas escenas de la película ‘Spectre’, tiene “licencia para enfriar”, según la revista estadounidense ‘New Atlas’, en un acertado juego de palabras con la “licencia para matar” atribuida en la ficción a los agentes ‘doble cero’ del Servicio Secreto británico.

El museo temático 007 Elements, accesible solo por teleférico y situado a 3.040 metros en la cima de la montaña Gaislachkogl, una estación de esquí en la localidad de Solden (Tirol, Austria), probablemente figure entre los más elevados, sorprendentes e inhóspitos del mundo, debido a su singular edificación de concreto que parece colgar de la ladera y la cual no tiene climatización pese a su entorno extremo.

“La decisión de no incluir calefacción o ventilación en él se tomó desde el principio del proyecto para no afectar el ‘permafrost’ (capa de suelo congelado de forma permanente) sobre el que está construido, garantizando que no se transfiera calor a la base del edificio”, explica a Efe Sarah Calam, responsable de comunicación de este museo. “Su temperatura está estabilizada en un grado centígrado (1 °C) para no afectar el ‘permafrost’, añade.

Los autores del diseño arquitectónico, el estudio Obermoser Arch-Omo, explican que otra de las razones por las cuales no se utiliza calefacción ni aire acondicionado es para que los visitantes del museo experimenten la instalación como una extensión del duro medioambiente donde está construida. Este estudio tiene experiencia en proyectos de alta montaña, ya que diseñó el cercano restaurante ice Q, situado en la parte superior de un remonte (telesilla) en el pico Gaislachkogl. El restaurante ice Q apareció como la futurista Clínica Hoffler en la película número 24 de James Bond, ‘Spectre’, protagonizada por Daniel Craig.

En esta misma zona montañosa y en el valle Ötztal se desarrollaron en invierno unas espectaculares escenas de persecución y acción en una decena de lugares, en las que Craig enfrentó a los malvados agentes de la organización Spectre, liderada por el actor Christoph Waltz. “007 Elements tiene un ambiente cinematográfico, y el edificio parece la guarida de un villano de Bond”, explica Neal Callow, diseñador del museo y director artístico de las últimas cuatro películas de la saga (‘Casino Royale’, ‘Quantum of Solace’, ‘Skyfall’ y ‘Spectre’).

El mundo del agente

Los imponentes ángulos de la arquitectura del museo enmarcan el impresionante panorama montañoso, y sus grandes ventanales ofrecen vistas sobre los Alpes de Ötztal y las localizaciones utilizadas en la producción de ‘Spectre’.

Son nueve los espacios dentro del edificio: el barril de la pistola, la plaza, el vestíbulo, la guarida, la sala de información, el laboratorio experimental, el salón de acción, la sala de proyección y la galería del legado. Las nueve salas ubican a los visitantes en el mundo del agente 007, todas ellas diseñadas de forma cinematográfica, con luces oscuras y provistas de ene espejos, pantallas táctiles e instalaciones de video.

Los visitantes pueden encontrar en estos espacios desde escenas de películas, personajes, ‘gadgets’, bandas sonoras y efectos especiales hasta objetos como el Jaguar C-X75 que se usó en la película ‘Spectre’, la pistola de oro que usó Sean Connery en ‘Goldfinger’ y el robot Snooper Dog de Roger Moore de ‘En la mira de los asesinos’. Por ejemplo, en una de las salas, llamada The Screening Room, usted puede ver y analizar secuencias de acción de ‘Spectre’, y en otra denominada The Legacy Gallery encuentra un amplio archivo sobre 007.

Durante el recorrido, además, hallará plataformas interactivas que lo asombrarán porque le darán una visión a fondo de muchos de los trucos generados por computador y efectos especiales que se usaron en las películas.

Y al terminar el recorrido aparece Legacy Hall, la sala en la que se juntan los mejores momentos de todos los tiempos del agente 007, con grabaciones escogidas, detrás de escena y carteles de las cintas.

El 007 Elements les da vida a las experiencias fundamentales de las películas de Bond utilizando tecnologías innovadoras, presentaciones teatrales e instalaciones interactivas. Pero bueno, suficiente de pistas sobre sus contenidos. No se vaya a arruinar el efecto sorpresa, un ingrediente fundamental del mundo del mítico agente secreto quien actúa “al servicio de Su Majestad”.

FUENTE: www.eltiempo.com/vida/viajar